4 Recomendaciones para Realizar Trabajos de Pie
El trabajo en planta, laboratorios de calidad, talleres metalmecánicos, etc  requieren de operaciones que exigen mantenerse de pie durante largos periodos de tiempo; pero esta condición puede causar estragos en el cuerpo y la salud, ya que el mantenerse estático en pie causa que las venas de las piernas se congestionen, lo que facilita el desarrollo de várices sintomáticas. Además la postura prolongada de pie inmoviliza y bloquea las articulaciones de la columna, caderas, rodillas y pies, lo que impone mayor tensión o presión, con el posible desarrollo de daño generativo en tendones y ligamentos.

 

Recomendaciones para Realizar Trabajos de Pie

Si pasas larga parte de tu jornada diaria trabajando de pie (más de 2 horas), las siguientes son algunas recomendaciones, para prevenir el daño subsecuente por mantener una postura prolongada de pie:

ergonomia trabajo en postura de pie

  1. Adapta la altura del puesto de trabajo al tipo de esfuerzo que realizas
    1. Trabajo de Precisión para trabajos de precisión tales como medir, controlar o reparar objetos en los puestos de calidad, se debe tener una superficie de trabajo unos 5 centímetros por arriba de la altura del codo, poniendo atención en contar con un buen apoyo para los antebrazos. Ejemplos de Puestos de Control y Calidad
    2. Trabajo Ligero El trabajo liviano, como el de una línea de montaje o puestos para computadoras o trabajos mecánicos, necesitan de una superficie de trabajo que esté entre 5 y 10 centímetros por debajo de la altura del codo. Ejemplos de Gabinetes para Computadoras
    3. Trabajo de Fuerza o Trabajo Pesado para realizar este tipo de operaciones se requiere aplicar fuerzas de empuje hacia abajo, por lo que se recomienda una superficie de trabajo que esté entre 20 a 40 centímetros por debajo de la altura del codo. Ejemplos de Bancos de Trabajo
  2. Alterna tu postura con otras que faciliten el movimiento

Una buena postura para trabajar de pie, consiste en mantener el cuerpo cercano y ubicado siempre de frente a aquello con lo que se está trabajando. Conserva tu muñeca descansando sobre la superficie de la mesa y un espacio para la rodilla de aprox. 10 cm para alternar la postura con facilidad.  Si es necesario permanecer de pie, puedes realizar frecuentes pausas de descanso. Busca la forma de cambiar de postura tanto como sea posible mientras ejecutas el trabajo.

  1. Utiliza un reposa pies portátil o fijo. Busca un puesto de trabajo que tenga un lugar alto donde apoyar un pie para facilitar el alternado de posturas y trata de variar de posturas constantemente, cuidando siempre que se distribuya en forma equilibrada las cargas en los distintos segmentos corporales, para que no te cause sobrecarga física
  2. Cambia la posición de los pies y reparte el peso de las cargas como mencionamos anteriormente es importante manejar una posición equilibrada de cargas que nos permitan trabajar de manera cómoda y sin esfuerzo adicional.

#Además Una acción de utilidad es caminar, esto le permitirá a tu cuerpo bombear el flujo sanguíneo, que de otra forma se acumula en las piernas y pies, produciendo hinchazón y pesadez.

 

Eficiencia Vs. Ergonomía

Recuera que el uso de mobiliario industrial adecuado a la operación te ayudará a garantizar el buen desarrollo y desempeño en las actividades que se realizan.

En Herramental contamos con diferentes muebles para cada una de las necesidades que se pueden llegar a presentar al trabajar en un taller, por nombrar algunas te presentamos:

Contáctanos para una solución completa, contamos con Ingenieros Especialistas en el tema para atender todas tus dudas y necesidades de organización física.

 

Fuente:

Acevedo, Miguel. “Ergos 09: Trabajo en postura de pie”, [en línea]. 31 de Octubre de 2013, Diciembre 2017. Disponible en: http://www.ergonomia.cl/