CONSEJOS PARA EL CORRECTO EMPLEO DE REFRIGERANTES

 

Los lubricantes o fluidos de corte son aquellas sustancias que se suministra entre dos piezas móviles, su principal función es impedir el contacto entre éstas para reducir la fricción. Se utilizan principalmente en operaciones de mecanizado por arranque de viruta.

En este tipo de operaciones de corte la fricción es intensa tanto en el desbaste como en el acabado de la pieza, porque el correcto empleo de un buen fluido de corte te ayudará a efectuar dichas tareas en condiciones óptimas. taladros, tornos, rectificadoras, afiladores, machueleadoras y fresadoras son las máquinas de cuyos procesos deberás utilizar un fluido de corte en general para una mayor precisión y mejor mantenimiento de la maquinaria.

 

RECOMENDACIONES DE USO DE LOS LUBRICANTES

Para comenzar hay que tener en cuenta algunas medidas de seguridad y mantenimiento que debemos de seguir a la hora de utilizar productos de composición química, como lo son los refrigerantes. Recuerda siempre que lo más importante es que estos productos conserven las propiedades por las que los adquiriste, y que además deben ser empleados siempre en condiciones de seguridad. Además de estas consideraciones de mantenimiento óptimo, es preciso cuidar que los equipos en los que han de ser empleados se encuentran en buenas condiciones, ya que de no ser así, resultará complicado que los refrigerantes puedan darte el efecto que esperas. Por lo que a continuación te presentamos  los 6 consejos en el correcto uso de los refrigerantes.

 

1.- CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO DEL PRODUCTO

El correcto almacenamiento de un producto químico es de mucha importancia para la conservación de sus propiedades. La vida útil de los refrigerantes puede ser de hasta una década, pero para poder ser aprovechada completamente, es necesario que se cumpla con las mínimas condiciones de almacenamiento. Recuerda que también estos componentes cuentan con una fecha de caducidad por lo que te recomendamos que de manera prioritaria vayas usando los productos que llevan más tiempo en el almacén; de esta manera te asegurarás de aprovechar tu stock. Además hay que tomar en cuenta las condiciones básicas de almacenamiento, independientemente de las que están señaladas en el envase. Los productos no deben de estar expuestos a condiciones drásticas de temperatura y humedad. Al mismo tiempo deben estar cubiertos de manera adecuada, ya que no pueden encontrarse sobreexpuesto al sol. Finalmente, hay que te recomendamos que almacenes estos productos en lugares donde las temperaturas oscilen entre 5°C y 40°C.

 

2.- LIMPIEZA DEL TANQUE

El buen funcionamiento de los circuitos y del tanque depende de haber efectuado una correcta limpieza. Recuerda que siempre deberás de estar atento a la limpieza del tanque para evitar que este pueda tener taponamientos con barro o suciedad, pues de lo contrario esto evitará que se produzca un correcto proceso en la refrigeración, causando que los sistemas sean ineficientes, lo que dificulta la posibilidad de ahorrar. La limpieza de estos depósitos y tubos suele realizarse cuando hay que rellenar el tanque o circuito con un producto nuevo y, previamente, toca remover restos o partículas.

 

3.- CORRECTA PREPARACIÓN DE LA EMULSIÓN

La mezcla de un líquido lubro-refrigerante es una operación en la cual se genera una reacción química; Por consiguiente, se trata de un proceso de cierta complejidad y que requiere ser efectuado con ciertas competencias, fiabilidad y precisión. A grande rasgos, son diversas las propiedades que se pretenden mantener en la emulsionado* de un refrigerante. Entre ellas, las más importantes son: ausencia de espuma y bacterias, anticorrosivas, pH, lubricantes, concentración, estabilidad, por nombrar algunas…

*NOTA: este proceso debe ser tratado con especial atención por parte de un operador que se encargue de cuestiones relativas al control y mantenimiento, tales como la limpieza del sistema y calidad del agua empleada

 

4.- CONTROL Y SEGUIMIENTO DEL PRODUCTO

Es necesario establecer un control y seguimiento para el uso de refrigerantes una vez abiertos, así evitaremos acortar la vida útil de los mismos. Dejarlos sin cerrar y expuestos ante una luz constante y temperaturas que superen los 50ºC, ocasionará que los cuidados previos que tuvimos en su almacenamiento sean inservibles. Tomando estas medidas se evitarán gastos innecesarios por la pérdida irreversible de las condiciones de los fluidos.

 

5.- EVITAR LA CONTAMINACIÓN DEL CIRCUITO DE REFRIGERACIÓN

La contaminación tanto del tanque como del circuito de recirculación del  refrigerante puede provenir tanto de agentes externos (aceites extraños, finos, virutas, etc.) como del agua sin tratar que se pueda haber utilizado. Este problema puede afrontarse mediante un sistema de filtrado y con una limpieza a fondo con detergentes líquidos que sirvan para retirar la contaminación.

 

6.- APROPIADO SISTEMA DE FILTRADO DEL PRODUCTO RECUPERADO

Para un mantenimiento efectivo de un fluido de corte es necesario realizar un monitoreo del almacenamiento de manera permanente, así mismo deberemos vigilar la recirculación del producto para así prolongar su utilidad. Entre los parámetros que deberemos revisar y controlar es evitar que proliferen virutas que se puedan mezclar con el lubricante, lo que causaría el incremento de la temperatura y desgaste de la máquina. Estas rebabas también pueden llegar a ocasionar heridas relacionadas con su utilización, por lo que es indispensable instalar y mantener un sistema de filtrado que permita la separación del líquido refrigerante y estos y otros contaminantes.

Ponemos a sus órdenes nuestra extensa gama de productos en Fluidos de Corte y los conocimientos de nuestro departamento de Ingenieros de Aplicación para recomendaciones generales para brindarte una solución en refrigerantes y lubricantes para el mecanizado.

FUENTES:

MetalFlow. (01 de 09 de 2016). MetalFlow Lubricants & Solutions. Obtenido de MetalFlow Lubricants & Solutions: http://www.metal-flow.com/blog/metalflow-news/7-consejos-de-uso-de-los-fluidos-de-corte-refrigerantes