El granito resiste muy bien las altas temperaturas y es ideal para los laboratorios de control de calidad, pero no están exentas de sufrir daños. Conoce aquí algunos consejos para mejorar su vida útil.